You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

Bryce Williams, de Wellvolution, habla del apoyo de Blue Shield of California a la salud mental durante la pandemia

Bryce Williams, de Wellvolution, habla del apoyo de Blue Shield of California a la salud mental durante la pandemia

Por Bryce Williams | 18 de mayo de 2021

“Resiliencia” se ha convertido en una palabra popular este último año y con razón. Se trata de recuperarse, y eso es lo que hemos tenido que hacer ante numerosas situaciones: trastornos en nuestras vidas cotidianas, peligro de contraer una enfermedad mortal, desigualdad e injusticia racial, violencia con armas de fuego, etc. Por sí sola, cada una de estas situaciones puede provocar mucho estrés físico y mental, y cuando se acumulan, el daño puede ser grande. 

Bryce-Williams-Hero-1200-x706 nc
Bryce Williams

En Blue Shield of California, creemos en un enfoque holístico para el bienestar personal, el cual incluye a la salud mental. En el último año, ampliamos de forma significativa nuestra opción de apoyo a la salud mental a fin de cubrir las crecientes necesidades de nuestros miembros. Esta labor incluyó numerosas colaboraciones, entre ellas con Teladoc para ampliar el acceso a terapeutas y psiquiatras mediante servicios de telesalud, con Sanvello para ofrecer apoyo a la salud mental a pedido, con Bright Heart para la ayuda con el consumo de sustancias, con Brightline para ofrecer terapia virtual a adolescentes y niños, y con las escuelas públicas de California para ofrecer a los jóvenes un apoyo integral en materia de salud mental a través de BlueSky.

También hemos ampliado los beneficios de salud mental para nuestros empleados, dándoles más tiempo para cuidar su salud y la de sus seres queridos, y ofrecimos apoyo económico a los médicos a fin de que no se tuvieran que preocupar por sus finanzas mientras las órdenes de confinamiento y las restricciones a las actividades esenciales alteraron sus prácticas operativas estándar.  

A pesar de que casi la mitad de la población del estado se ha vacunado, y de que se observan indicios de normalidad en nuestras vidas cotidianas, aún queda trabajo por hacer en el sector. Es necesario seguir apoyando a nuestras comunidades en cuanto a los desafíos que probablemente tendrán que enfrentar en lo que queda del año:

  1. Estrés acumulado respecto a los sucesos del último año. Como ya he mencionado, este año hemos tenido que enfrentar muchas situaciones. Desde el cuidado de nuestra propia salud mental y la de los miembros de nuestra familia, jóvenes y mayores por igual, así como la atención de todos los que contrajeron el coronavirus, las inquietudes en materia de salud han ocupado un lugar prioritario en nuestras vidas. Y si usted se vio afectado personalmente por la pérdida de un ser querido o de su empleo o bien por sentirse marginado y no escuchado ante actos de injusticia racial, es probable que cargue con sufrimiento y estrés emocional adicionales durante un largo período. 
  2. Ansiedad por la “reincorporación” a la sociedad. Nuestras rutinas diarias cambiaron de forma brusca y significativa a principios de 2020. Hemos tenido que enfrentar diferentes formas de aislamiento, desde personas que viven solas a la imposibilidad de ver a nuestros familiares, amigos y colegas en persona, etc. Todo parece indicar que para este verano la situación será un poco más normal y abierta. Considerando que aplanar la curva nos llevó más de las dos semanas sugeridas, ahora tenemos rutinas nuevas que, una vez más, deberán interrumpirse, para bien o para mal. 
  3. Temporada de incendios forestales. California lleva varios años enfrentando incendios forestales devastadores. Debido a que varios condados ya anunciaron precauciones por la sequía, es de suponer que este año seco sentiremos más ansiedad y sufrimiento por la destrucción y los posibles impactos en la salud. Este tipo de situaciones puede pesar mucho en las personas de forma habitual, pero si se trata de una zona que ya ha sufrido daños y pérdidas, puede ser retraumatizante debido a lo ocurrido anteriormente. 

Se necesita un esfuerzo colectivo para abordar el impacto de estos factores de estrés continuos y acumulativos. La comunidad de la salud debe acudir al auxilio de los miembros, ofreciéndoles una atención de salud mental sólida y recursos para cuidar su bienestar emocional. Los profesionales médicos pueden incorporar prácticas rutinarias de detección, atención y derivación ante casos de depresión, ansiedad y adicciones. Los empleadores desempeñan un papel importante al ampliar los beneficios, como los Programas de asistencia a los empleados, y mediante comunicaciones y programas para aumentar la concienciación sobre la salud mental. Por último, cada uno de nosotros puede asumir un rol activo a la hora de fortalecer nuestra resiliencia personal y expresarnos abiertamente para reducir el estigma y apoyar a los demás.  

Reconocemos que aún nos queda mucho trabajo por hacer. En California, uno de cada seis habitantes afirma padecer algún tipo de problema de salud mental al año. El 60 por ciento de ellos nunca recibe tratamiento y uno de cada cinco que buscan activamente ayuda no puede recibirla. Esta no es una atención digna de nuestra familia y amigos, por lo que en Blue Shield estamos trabajando para reimaginar la atención de la salud mental. 

Bryce Williams es el vicepresidente de Medicina Mente-Cuerpo de Blue Shield of California. En este cargo es responsable de administrar la salud holística y la telemedicina. Para buscar recursos de salud mental a través de la plataforma Wellvolution de Blue Shield, visite www.wellvolution.com.