You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

La donación de Blue Shield a GENYOUth ayudó a alimentar a miles de estudiantes de California

Las comidas escolares fueron un salvavidas nutricional durante la pandemia

“¡Nunca había probado un caqui!”. Así exclamó recientemente un estudiante de la preparatoria San Marcos High School, ubicada en el condado de San Diego, durante el almuerzo del programa “del campo a la escuela” de su distrito escolar. El programa integra a la alimentación escolar una variedad de frutas y verduras cultivadas en granjas cercanas.

A la preparatoria asisten más de 3,400 estudiantes, muchos de ellos procedentes de zonas de ingresos medios y bajos. Esta es una de las 70 escuelas en 13 condados de California que han recibido fondos de la donación de $500,000 que Blue Shield of California otorgó al Fondo para terminar con el hambre estudiantil de GENYOUthLa donación posibilitó la entrega y distribución de comidas escolares nutritivas a muchas escuelas y estudiantes altamente necesitados durante el Mes Nacional de la Nutrición en marzo. GENYOUth es una organización nacional no lucrativa dedicada a crear comunidades escolares más sanas mediante la recaudación de fondos para iniciativas enfocadas en el bienestar que ofrecen a los jóvenes la inspiración, la motivación y los programas necesarios para mejorar su salud y rendimiento escolar.

 

“Ampliamos nuestro programa 'del campo a la escuela' para que los estudiantes tuvieran la experiencia de comer alimentos que nunca habían probado. Estamos muy agradecidos que la donación de Blue Shield nos haya ayudado a lograrlo”, dijo Naomi Shadwell, MS, RD, directora ejecutiva de Servicios de Nutrición Infantil del Distrito Escolar Unificado de San Marcos. Alrededor del 35 por ciento de los estudiantes califican para el subsidio federal en las comidas escolares gratuitas o a precio reducido debido a sus ingresos familiares. 

En el condado de Kern, 2,400 estudiantes que asisten a Arvin High School también se beneficiaron de la donación de Blue Shield. La escuela está ubicada en una comunidad rural en la que la industria dominante es la agricultura y muchas familias enfrentan dificultades para llegar a fin de mes. 

“Debido a la economía de nuestra región, cerca del 80 por ciento de los estudiantes de Arvin califican para recibir comidas gratuitas o a precio reducido subsidiadas por el gobierno federal. Ellos dependen de nuestros desayunos, almuerzos, meriendas y cenas para su nutrición diaria”, explicó Jennifer Davis, directora de Servicios de Nutrición del Distrito de Preparatorias de Kern. “Agradecemos a Blue Shield ya que su donación nos ayuda a mantener a nuestros estudiantes bien alimentados y sanos”. 

Al igual que la mayoría de las escuelas en Estados Unidos, las preparatorias San Marcos y Arvin observaron los efectos directos de la inseguridad alimentaria, sirviendo miles de comidas gratuitas a los estudiantes desde el inicio de la pandemia. Si bien los fondos federales posibilitaron algunas comidas adicionales para los estudiantes, las escuelas como Arvin y San Marcos aún necesitaban apoyo para cubrir los costos de ingredientes más nutritivos, materiales, y la entrega de comidas cuando las clases se dictaron a distancia en Internet. 

“Los fondos de Blue Shield nos ha ayudado de muchas maneras, aliviando nuestras limitaciones presupuestarias. Por ejemplo, el costo de artículos como los guantes de plástico que usa nuestro personal para preparar y servir las comidas de forma segura ha aumentado considerablemente debido a los problemas en la cadena de suministro. No podemos preparar ni servir la comida sin ellos, así que tenemos que comprarlos igual”, dijo Davis de la preparatoria Arvin.

“Los estudios demuestran que los niños que desayunan mejoran su asistencia y su rendimiento académico, por lo que todos los estudiantes merecen tener acceso a la nutrición y los alimentos necesarios para empezar el día de manera óptima”, dijo Ann Marie Krautheim, MA, RD, directora ejecutiva entrante, presidenta y directora de bienestar de GENYOUth. “Agradecemos a Blue Shield por su compromiso con las comunidades carentes de servicios y de recursos y por garantizar la igualdad nutricional para todos los estudiantes de California”.

Reconociendo el beneficio fundamental de los comedores escolares para los niños y las familias, a partir del próximo año escolar 2022-2023, California se convertirá en el primer estado del país en implementar un Programa de Alimentación Universal para los niños en edad escolar. Basándose en los programas federales como el Programa Nacional de Almuerzos Escolares y el Programa de Desayunos Escolares, el Mandato Alimentario del Estado de California se ampliará a fin de incluir un desayuno y un almuerzo nutritivos para todos los estudiantes, no sólo los necesitados, todos los días de clase.