You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

En las noticias: Jahmal Miller sobre las desigualdades en el ámbito de la salud

En un artículo de opinión publicado en el Sacramento Business Journal, Jahmal Miller, ejecutivo de Blue Shield of California, escribe: “la raza, la clase socioeconómica, el género y los ingresos no deberían determinar ni la calidad ni la expectativa de vida de una persona, pero, lamentablemente, demasiado a menudo son indicadores de sus resultados de salud”.
En las noticias: Jahmal Miller sobre las desigualdades en el ámbito de la salud

En un artículo de opinión publicado en el Sacramento Business Journal, Jahmal Miller escribe: “la raza, la clase socioeconómica, el género y los ingresos no deberían determinar ni la calidad ni la expectativa de vida de una persona, pero, lamentablemente, demasiado a menudo son indicadores de sus resultados de salud”.

Estamos prácticamente ante una crisis, la cual contribuye a desafíos persistentes tales como el aumento de costos de la atención médica y la desigualdad en los resultados de salud que repetidamente eluden al sistema de atención médica de “libre mercado” en el que se mueven miles de billones de dólares al año.

Miller agrega:

Un estudio publicado en 2018 por la W.K. Kellogg Foundation indica que el beneficio económico proyectado de reducir las desigualdades en el ámbito de la salud en los Estados Unidos es de $135 mil millones al año. Esto representa una oportunidad. La dirigencia corporativa, los líderes cívicos y las personas influyentes deben convertirse en catalizadores de las soluciones sostenibles ya que es la actitud moralmente correcta. Las medidas significativas adoptadas con mayor énfasis en el impacto social y en la ciudadanía corporativa han demostrado ser efectivas a la hora de impulsar los cambios necesarios para evitar el sufrimiento humano y para hacer realidad una sociedad con mejoras económicas y sociales para todos.

Así pues, las desigualdades en la salud tienen costos reales y deben tomarse en serio. No es el momento de reírnos para no llorar. Y las lágrimas no resolverán esta crisis, únicamente las acciones lo harán.

¿Qué vamos a hacer al respecto?

Lea la historia completa aquí.

Otra voz: Las desigualdades en el ámbito de la salud crean una carga económica

Escrito por Jahmal Miller

25 de abril de 2019, 5:44 pm EDT

 

El Joint Center for Political and Economic Studies (Centro Mixto de Estudios Políticos y Económicos) publicó que entre 2003 y 2006, los costos directos e indirectos de las desigualdades en el ámbito de la salud en los Estados Unidos fueron de $1,240 billones, provocando pérdidas de potencial humano y de productividad que derivan en una carga económica enorme que afecta a todos los estadounidenses. En Sacramento, problemas como las enfermedades mentales, el trauma, la falta de vivienda, la mortalidad materna y la atención en salas de emergencias están aumentando, y la carga económica que enfrentan los habitantes y la comunidad empresarial es real.

Todos vivimos, estudiamos, trabajamos, jugamos y oramos en lugares diferentes; sin embargo, una persona cuyo código postal es 95746 cuenta con una calidad muy diferente de salud física, salud mental y bienestar que la de una persona cuyo código postal es 95815. Uno puede deducir fácilmente las perspectivas relativas de una niña de 13 años sin hogar en la zona de River District en Sacramento en comparación con las de un muchacho de 17 años que vive en Granite Bay.

Idealmente, factores como el código postal, la raza, la clase socioeconómica, el género y los ingresos no deberían determinar ni la calidad ni la expectativa de vida de una persona, pero, lamentablemente, demasiado a menudo son indicadores de sus resultados de salud.

Estamos prácticamente ante una crisis, la cual contribuye a desafíos persistentes tales como el aumento de costos de la atención médica y la desigualdad en los resultados de salud que repetidamente eluden al sistema de atención médica de “libre mercado” en el que se mueven miles de billones de dólares al año.

Recientemente, SpaceX logró aterrizar tres cohetes propulsores y construimos instalaciones masivas para deportes y espectáculos a un ritmo récord. Pero hemos fracasado a la hora de priorizar la erradicación de los problemas sociales que derivan en las desigualdades en el ámbito de la salud, y nos enfrentamos a un sistema de salud quebrantado que debe repararse urgentemente.

No se trata de un dilema “nosotros contra ellos”. Es algo que nos afecta a todos. Un asunto colectivo.

Muy frecuentemente, las desigualdades de salud que sufren los más vulnerables son malinterpretadas como situaciones que afectan a los “otros”. Esta es una suposición inexacta y costosa, especialmente si es adoptada inconscientemente por los que tienen el poder económico y cívico.

Los mismos problemas que afectan a los “otros” a menudo inciden directamente en todas las industrias, ya que los trabajadores diversos y multiétnicos son meramente subgrupos de las comunidades más amplias donde se originan los “otros”. Las probabilidades son que la comunidad empresarial enfrenta problemas como la pérdida de productividad, el exceso de gastos médicos y el aumento del estrés entre sus empleados debido a las desigualdades en la atención y en los resultados, lo cual se conoce como desigualdades en el ámbito de la salud.

Estas desigualdades en la salud son sintomáticas de fuerzas injustas que privan a la gente de alcanzar su potencial socioeconómico.

Un estudio publicado en 2018 por la W.K. Kellogg Foundation indica que el beneficio económico proyectado de reducir las desigualdades en el ámbito de la salud en los Estados Unidos es de $135 mil millones al año. Esto representa una oportunidad. La dirigencia corporativa, los líderes cívicos y las personas influyentes deben convertirse en catalizadores de las soluciones sostenibles ya que es la actitud moralmente correcta. Las medidas significativas adoptadas con mayor énfasis en el impacto social y en la ciudadanía corporativa han demostrado ser efectivas a la hora de impulsar los cambios necesarios para evitar el sufrimiento humano y para hacer realidad una sociedad con mejoras económicas y sociales para todos.

Así pues, las desigualdades en la salud tienen costos reales y deben tomarse en serio. No es el momento de reírnos para no llorar. Y las lágrimas no resolverán esta crisis, únicamente las acciones lo harán.

¿Qué vamos a hacer al respecto?

Jahmal Miller es director de Reputación Corporativa y Liderazgo en Blue Shield of California. Previamente, se desempeñó como director adjunto de la Oficina para la Equidad Sanitaria en el Departamento de Salud Pública de California, cargo al que fue designado por el ex gobernador Jerry Brown.