You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

Cómo prepararse para un verano divertido: 8 consejos para cuidar su salud y seguridad

La Dra. Malaika Stoll de Blue Shield ofrece consejos de seguridad y bienestar mientras esperamos el inicio del verano.

El verano es sinónimo de divertirnos con la familia y los amigos, disfrutar las vacaciones, nadar y otras actividades al aire libre. Pero en este período es también cuando se producen más lesiones y muertes accidentales debido a la exposición al calor y a la seguridad en el agua. Los veranos más calurosos provocados por el cambio climático (y el resultante aumento de fenómenos meteorológicos como incendios forestales e inundaciones) agravan los riesgos.

Malaika Stoll 2
Dra. Malaika Stoll, Blue Shield of California

“El verano está repleto de actividades que nos alegran, pero también tenemos que cuidar nuestra seguridad y estar atentos a nuestro entorno para que la diversión pueda continuar”, dijo la Dra. Malaika Stoll, directora médica principal de Blue Shield of California, quien compartió los siguientes consejos y recordatorios para planificar un verano divertido y seguro.

Cuidado del cuerpo

  • Evite el exceso de calor: es conveniente evitar las temperaturas más altas, sobre todo al practicar actividad física, y beber mucha agua. Si la temperatura de nuestro cuerpo aumenta demasiado, pueden presentarse síntomas como dolores de cabeza, calambres y náuseas. La deshidratación provocada por el calor puede afectar los signos vitales, como la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Si tiene estos síntomas, apártese del sol y del calor, tome líquidos y refresque su cuerpo con una ducha fría. En caso de no controlarse, la insolación puede ser mortal. Si nota confusión, desmayos o un aumento de la temperatura corporal, solicite atención médica además de tomar medidas para refrescarse.
  • Proteja su piel de las quemaduras solares: reduzca al mínimo la exposición directa al sol y protéjase de los rayos ultravioleta (UV) para evitar quemaduras y alergias solares. Use sombreros o gorras que le cubran la cara y gafas de sol para proteger sus ojos. Considere la posibilidad de comprar camisetas de mangas largas y pantalones largos en telas ultraligeras con protección UV para resguardarse el cuerpo. Use protección solar y vuelva a aplicársela varias veces a lo largo del día. Los síntomas de alergia solar suelen ser erupción cutánea y/o dolor de cabeza.
  • Evite las picaduras de verano: para evitar las picaduras de mosquitos, garrapatas y arañas, opte por un producto que contenga DEET u otro repelente de insectos. Para mayor protección, use mangas largas y pantalones al caminar o estar en contacto con la naturaleza, y especialmente por la noche, cuando los mosquitos tienden a concentrarse. Si sale de campamento, duerma en tiendas o use mosquiteras alrededor de camas y catres.

Cuidado de los seres queridos

  • Tenga cuidado en el agua: el peligro de ahogarse es una gran preocupación durante los meses de verano. Incluso los nadadores más experimentados pueden tener problemas con olas fuertes o ríos turbulentos. Los riesgos aumentan cuando se mezclan el alcohol o las drogas. Asegúrese de que sus hijos aprendan sobre la seguridad en el agua y técnicas básicas de natación. Al usar piscinas públicas, opte por las que tengan personal en servicio como guardavidas y un sector poco profundo para los niños. Supervise siempre atentamente a los niños cerca del agua y, si es posible, lleve más adultos o adolescentes responsables para que le ayuden. En el mar, controle cuándo las olas son más suaves.
  • Cuide a sus seres queridos y mascotas del calor: recuerde que nunca es seguro dejar a niños o mascotas en el auto, no importa lo fresco que esté o lo rápido que piense volver. Cuando la temperatura suba a niveles extremos, acuda a un “centro para refrescarse” (en inglés, cooling center) local, como su biblioteca, si no tiene acceso a un aire acondicionado. Esto es especialmente importante para las personas mayores, que corren riesgos más altos de sufrir enfermedades relacionadas con el calor.
  • Proteja a sus mascotas: recuerde que las altas temperaturas y las picaduras de insectos afectan también a sus mascotas. Sáquelas a pasear a primera hora de la mañana o al anochecer, cuando la temperatura es más baja, para proteger sus patitas. Una buena regla es probar si le resulta incómodo apoyar su mano sobre un piso de hormigón, ya que las mascotas están aún más cerca del suelo. Cuando su mascota esté al aire libre, asegúrese de que siempre tenga agua para mantenerla fresca e hidratada. Si las garrapatas son comunes en su zona, aplíquele un repelente contra pulgas y garrapatas.
  • Infórmese sobre el peligro de incendios: en California, el clima favorable a los incendios forestales, que puede incluir una combinación de calor, sequedad y viento, suele aumentar en el verano y repercutir en la calidad del aire. Controle el pronóstico meteorológico y la calidad del aire para limitar la exposición al humo. Esto es especialmente importante para las personas con asma y otras dificultades respiratorias. Aunque las mascarillas N95 pueden ser útiles durante breves periodos, es mejor quedarse adentro si hay niebla o humo afuera, sobre todo si es asmático(a).
  • Prepárese para el clima extremo: tener artículos para emergencias en casa puede ser útil para su tranquilidad. Elabore un plan de evacuación en caso de incendio, inundación, deslave, etc. Si necesita más ayuda, los miembros de Blue Shield pueden encontrar recursos de salud mental aquí.

En conclusión, la Dra. Stoll anima a encontrar el equilibrio entre diversión y relajación para calmar su mente este verano. “Aunque son entretenidas y emocionantes, las nuevas rutinas del verano muchas veces requieren una preparación extra”, dijo. “Planifique actividades que sean divertidas y seguras. A veces, descansar en el patio o jugar con la manguera en el jardín puede ser tan entretenido como una salida a la playa”.