You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

El centro del Valle de San Joaquín define el éxito de la vacunación entre las comunidades afectadas de manera desproporcionada por el COVID-19

El condado de Fresno se convierte en una valiosa fuente de enseñanzas sobre cómo llevar las vacunas a las zonas más aisladas
El centro del Valle de San Joaquín define el éxito de la vacunación entre las comunidades afectadas de manera desproporcionada por el COVID-19

Por Margeaux Cardona

 

Mientras los funcionarios de salud estatales y locales se apresuran a suministrar las vacunas contra el COVID-19 al mayor número posible de personas en California, uno de los principales desafíos ha radicado en la distribución de las dosis entre las comunidades menos sanas, las cuales se han visto afectadas de forma desproporcionada por la pandemia.

vaccinate logo

Es por esto que las autoridades sanitarias han decidido asignar más vacunas a los habitantes de esas comunidades, enviando el 40 por ciento de las dosis disponibles a las personas que viven en las zonas ubicadas dentro del cuartil 1 del Índice de Lugares Saludables (HPIQ1, por sus siglas en inglés), un subconjunto de la población del estado que tiene los ingresos familiares más bajos y los resultados más desfavorables en materia de salud.

Esto es especialmente importante en el condado de Fresno, donde más del 70 por ciento de la población vive en HPIQ1. 

Si bien abarca zonas rurales extensas con poblaciones de alto riesgo y que se han visto más afectadas por la pandemia, el condado de Fresno ha logrado un éxito significativo a la hora de asegurar la disponibilidad de las vacunas contra el COVID-19, especialmente para sus residentes vulnerables. A mediados de abril, el condado había vacunado al 34 por ciento de su población. En sus zonas HPIQ1, las tasas de vacunación varían del 30 al 50 por ciento, un logro notable teniendo en cuenta los desafíos que enfrenta. 

"El Valle de San Joaquín es una región muy particular con necesidades específicas, por lo que hemos tomado medidas estratégicas para convocar a ciertos sectores que llegan directamente a las comunidades más afectadas por esta crisis de salud pública", dijo David Luchini, director interino del Departamento de Salud Pública del Condado de Fresno.

Las altas tasas de vacunación logradas con las clínicas dirigidas por los empleadores en las industrias alimentaria y agrícola de toda la región fueron la inspiración para su éxito. Iniciativas tales como el traslado de pequeños sitios de vacunación a grupos específicos de personas; el diálogo individual con representantes de la comunidad y compañeros de confianza, y las campañas informativas han sido fundamentales para ayudar a aumentar las vacunaciones. 

Menos es más

En vez de enfocarse únicamente en las clínicas de vacunación que aplican 1,000 o incluso 500 dosis al día, el condado de Fresno está movilizando equipos más pequeños para llegar a las personas que viven en las comunidades HPIQ1, además de establecer micro clínicas temporarias que aplican sólo 100 dosis o menos. Este enfoque permite al personal mantener conversaciones significativas con grupos más pequeños y, en última instancia, conseguir que más personas se vacunen.

GettyImages-523683966
Fresno

"Estamos colaborando a diario con casi dos docenas de organizaciones comunitarias, escuchando respetuosamente las necesidades y las opiniones de los promotores que todo el año trabajan directamente con estas comunidades para brindarles servicios", dijo Luchini.

Gracias al proyecto de igualdad ante el COVID del condado de Fresno, sus autoridades han trabajado en estrecha colaboración con las organizaciones African American Coalition, Disability Equity Project e Immigrant Refugee Coalition para emplear a miembros de las comunidades a las que busca llegar con información sobre el COVID-19. El esfuerzo reconoce que las poblaciones indecisas recibirán más abiertamente esta información esencial de salud pública si proviene de personas con las que pueden relacionarse y conectarse en sus propias comunidades. Esto no sólo derivó en un mayor número de vacunaciones, sino que también se convirtió en una fuente de empleo gratificante para los miembros de la comunidad que, de otro modo, no habrían tenido oportunidades laborales durante la pandemia. 

Debido a que las autoridades de salud se enfrentan a una situación en la que el 30 por ciento de la población tiene cierto nivel de dudas respecto a la vacuna, enfoques como los que utilizó el condado de Fresno serán cada vez más importantes para alcanzar la inmunidad de grupo. 

Las autoridades estatales, con el apoyo de Blue Shield of California en su rol de administrador externo del estado, también apoyan esta importante iniciativa conforme California asigna una cantidad mayor de recursos financieros para garantizar la disponibilidad de las vacunas contra el COVID-19, especialmente en las zonas más afectadas por la pandemia.

"Esta experiencia con las organizaciones comunitarias en la lucha contra el COVID-19 es sólo el primer paso para continuar la colaboración a largo plazo con ellas en temas como educación sanitaria, problemas de salud pública previos, y prevención/bienestar en las comunidades y los barrios que se han visto afectados negativamente por los problemas de salud", dijo Luchini.