You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

Empecemos el año nuevo renovados: cómo fijar y alcanzar sus objetivos de nutrición y salud

Una experta de Blue Shield ofrece consejos para mejorar la nutrición y crear cambios duraderos en su estilo de vida.
Angie Kalousek 1_crop USE THIS ONE
Angie Kalousek Ebrahimi

Por Angie Kalousek Ebrahimi, directora principal de Medicina del Estilo de Vida, Blue Shield of California

Con el inicio del año, muchas personas se fijan objetivos nuevos. Estos propósitos suelen estar relacionados con una vida más sana, como hacer más actividad física, reducir el tiempo que se dedica a los dispositivos electrónicos o bajar de peso. Sin embargo, los nuevos hábitos son difíciles de mantener en el tiempo. Alrededor de la mitad de las personas que participaron en una nueva encuesta de Forbes Health admiten que su propósito no duró más de tres meses.

¡Hagamos que este año sea diferente! Hace más de dos décadas que trabajo en el sector de la nutrición y el estilo de vida. A lo largo de estos años aprendí que los pequeños cambios en nuestros hábitos diarios, sumado a estrategias para cumplir los objetivos, pueden mejorar nuestra salud a largo plazo.

5 consejos para mejorar su salud y nutrición

1. Empiece con cambios graduales: al igual que los músculos que se fatigan, la fuerza de voluntad también puede cansarse. Así que, para mantener los cambios a largo plazo, trate de dividir los objetivos grandes en pasos graduales y alcanzables, y luego vaya aumentándolos con el tiempo.

En vez de preparar su plan de nutrición para todo el año, simplifíquelo y cree una estrategia para uno o dos meses. En vez de dejar los dulces por completo, permítase opciones más saludables como el chocolate amargo día por medio. En vez de caminar diez mil pasos al día, empiece por dar una pequeña vuelta a la manzana después de cada comida. En vez de eliminar el alcohol por completo, elija dos días de la semana en los que pueda tomar una copa.

Cuando se ajusta a opciones más pequeñas y saludables que pueda realizar todos los días o cada semana, empezará a notar cambios que a mí me gusta llamar “victorias sin escala”. Una vez que estos cambios se conviertan en un hábito, puede fijarse objetivos nuevos, lo que le permitirá acercarse cada vez más a una salud óptima.

2. Establezca objetivos SMART: asegúrese de que sus objetivos sean SMART. SMART es un acrónimo del inglés que establece las características básicas de los objetivos: específicos (specific), medibles (measurable), alcanzables (achievable), relevantes (relevant) y de duración limitada (time-bound).

A medida que vaya alcanzando sus objetivos, preste atención a sus niveles de energía y a su estado físico general. La pérdida de peso puede ser un factor importante a la hora de establecer un estilo de vida más saludable, pero si se preocupa demasiado por el número en la balanza, se olvidará el motivo por el cual lo está haciendo, que es sentirse mejor. Más allá de los kilos, otros objetivos SMART para la nutrición incluyen esforzarse por planificar mejor sus comidas, eliminar algunos productos de la lista de compras del supermercado y establecer objetivos diarios de sueño, meditación o actividad física.

3. Haga cambios pequeños para lograr un impacto grande: adopte uno o todos de los siguientes consejos de nutrición de eficacia demostrada que pueden marcar una gran diferencia.

  • Cambie la sal por la levadura alimenticia: la levadura alimenticia (nutritional yeast) es muy sabrosa y puede ser un buen sustituto de la sal para las personas preocupadas por su consumo de sodio.
  • Elimine los refrescos de su dieta: si hay algo que recomiendo eliminar por completo son los refrescos. En su lugar, tome agua con gas y agréguele un poquito de jugo de cítricos.
  • Reduzca su consumo de azúcar: una de las mejores formas de reducir el consumo de azúcar es evitar los alimentos envasados y optar por los integrales.
  • Coma frutas y verduras de colores: opte por frutas y verduras de colores vivos, incluyendo verduras de hoja verde (col rizada, espinaca, etc.), col roja, arándanos y frambuesas, ya que tienen un mayor valor nutricional.
  • Tome más agua: el agua tiene muchos beneficios ya que lubrica las articulaciones, reduce la inflamación, elimina el sodio y mucho más. La mayoría debería tomar mucha más agua al día para que su organismo funcione correctamente.

4. Escriba sus hábitos en un diario: si quiere hacer cambios duraderos, le recomiendo que lleve un diario de los alimentos que come y cómo le hacen sentir. Llevar un diario no significa necesariamente que tenga que contar calorías, algo que puede resultar abrumador para muchas personas, pero cuando uno se compromete a mantener un registro honesto de todo lo que come, tenderá a tomar decisiones más saludables.

5. Busque apoyo: independientemente de dónde esté en su proceso, recuerde que nadie lo tiene todo resuelto. Si es miembro de Blue Shield of California, Wellvolution es nuestro programa digital de salud y bienestar que le ayuda a establecer y alcanzar objetivos de salud con un plan fácil de seguir y asesoramiento.

Si no es miembro, encontrará una variedad de aplicaciones que le permitirán registrar su ingesta de alimentos y alcohol, consultar consejos nutricionales, recibir asesoramiento personalizado sobre salud y mucho más. También puede pedirle consejos a un amigo o familiar cuyo estilo de vida admire. ¿Pueden compartir su rutina de actividad física? ¿Siguen una dieta específica o toman algunos suplementos? ¿Pueden servirle de mentores en materia de salud y nutrición? No tenga miedo de pedir ayuda cuando la necesite.

Comer sano también puede ser delicioso

Me encanta cocinar y experimentar en la cocina, y esta es una de mis recetas saludables favoritas para una cena de invierno, Estofado de camote, jengibre, leche de coco, lentejas y col rizada de la autora de libros culinarios Laura Wright en The First Mess.