You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

En sus marcas, listos, ¡fuera! Las dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 ya están disponibles para toda la población adulta de California

Estas dosis para adultos llegan justo a tiempo para las Fiestas
En sus marcas, listos, ¡fuera! Las dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 ya están disponibles para toda la población adulta de California

La población de California mayor de 18 años ya puede aplicarse la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19.

El 16 de noviembre, el Departamento de Salud Pública del estado publicó una guía en la que insta a la mayoría de los adultos a aplicarse una dosis de refuerzo, antes de una autorización similar de la Administración Federal de Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) prevista para el jueves. El anuncio se produjo días después de que las autoridades sanitarias del estado urgieran a la mayoría de los adultos de California a aplicarse la dosis de refuerzo.

La decisión de permitir que todos los adultos se apliquen una dosis de refuerzo se debe, en parte, al próximo inicio del invierno. La inquietud de los funcionarios de salud pública del estado es que una ola de coronavirus pueda revertir todo el progreso logrado. El virus está avanzando en otras partes del país, especialmente en las zonas rurales, que en promedio tienen tasas de vacunación más bajas.

“Sigo animando a mis familiares, amigos, colegas y a todos los habitantes de California a que se apliquen las vacunas primarias contra el COVID-19, así como las de refuerzo cuando se aprueben para todos”, dijo la Dra. Susan Fleischman, directora médica de Blue Shield of California. “Tenemos la suerte de vivir en un estado que ya ha abierto la elegibilidad a estas dosis adicionales con el objetivo de evitar otra ola a causa de las Fiestas y del invierno”.

La autorización de California llega después de que Pfizer Inc. y BioNTech, socios en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, el 9 de noviembre pidieron a la FDA que autorizara su vacuna de refuerzo contra el coronavirus para los mayores de 18 años. Vale recordar que ya están aprobadas para los mayores de 65 años y para las personas de alto riesgo, ya sea por su salud o por el alto riesgo de exposición. Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan a los mayores de 18 años que se hayan aplicado la vacuna de Johnson & Johnson/Janssen que se pongan cualquier vacuna de refuerzo al menos dos meses después de su dosis primaria.

Los funcionarios de California interpretaron que el “alto riesgo de exposición” se aplica a todos.

Mientras tanto, la FDA podría aprobar las dosis de refuerzos para adultos este jueves, mientras que el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC podría hacerlo el viernes. Gracias a esta aprobación, alrededor de 181 millones de adultos totalmente vacunados podrían recibir la dosis de refuerzo.

Esto permitirá que la gente tenga acceso a las dosis de refuerzo antes de los viajes y las reuniones familiares para celebrar las Fiestas.

Al 16 de noviembre, alrededor del 16% de la población totalmente vacunada del país ya se ha aplicado la dosis de refuerzo, es decir, 31 millones de personas. California supera levemente ese promedio con un 17%, lo que equivale a unos 4.2 millones de personas.  

Se prevé que Moderna Inc., fabricante de la otra vacuna contra el COVID-19 con una biotecnología similar a la utilizada por Pfizer-BioNTech, presente pronto su propia solicitud ante la FDA para ampliar la elegibilidad de su dosis de refuerzo.

La solicitud de Pfizer y BioNTech, una empresa alemana, se basa en una prueba con más de 10,000 participantes en Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica durante un periodo en el que la variante delta era la cepa predominante. El refuerzo de Pfizer con la misma dosis que la usada en su serie inicial de dos dosis demostró una eficacia relativa de la vacuna del 95% en comparación con los que no se aplicaron el refuerzo. Pfizer y BioNTech solicitan la autorización para todas las personas que se hayan aplicado la última dosis hace seis meses o más.

La necesidad de las dosis de refuerzo ha sido objeto de debate en la comunidad médica. Por un lado, algunos asesores de las agencias federales en cuestión afirman que la población estadounidense ya está bien protegida contra las enfermedades graves. Los datos actuales son limitados y no están “basados en la evidencia”, un estándar científico que se atiene al rigor de las investigaciones clínicas y epidemiológicas evaluadas por expertos para tomar las decisiones de aprobación. También hubo críticas en torno a la ética de aplicar dosis de refuerzo en Estados Unidos considerando que parte de la población mundial aún no se ha vacunado.

Pero sus defensores afirman que más vale prevenir que curar, y que el historial presente de eficacia y seguridad de las vacunas habla por sí mismo. El gobierno de Biden sostiene que las dosis de refuerzo para adultos acelerarán la finalización de la pandemia, al menos hasta un punto en el que sólo circule a niveles manejables. Además, se acerca el invierno, cuando la gente se reunirá adentro más que en los meses cálidos.

“El momento de esta ampliación de la elegibilidad para la vacuna de refuerzo es positivo para las Fiestas”, dijo Fleischman. “Las vacunas son un componente clave a la hora de limitar el número de casos, hospitalizaciones y muertes por COVID”.

Según datos de los CDC al 16 de noviembre, el 59% del país estaba totalmente vacunado, lo que equivale a 195 millones de personas. California lo hizo un poco mejor: alrededor del 67% de sus habitantes están totalmente vacunados según el Departamento de Salud Pública de California.