You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

Paul Markovich, director ejecutivo de Blue Shield of California: la campaña de vacunación contra el COVID-19 de California salvó alrededor de 20,000 vidas

Por Paul Markovich

markovich
Paul Markovich

Es difícil olvidar la gravedad de la pandemia de COVID-19 a principios de 2021, cuando las primeras vacunas comenzaron a estar disponibles. Las salas de emergencias y las unidades de cuidados intensivos se encontraban al borde del colapso conforme los contagios del virus se multiplicaban. Las vacunas eran escasas, asignadas por el gobierno federal, y distribuir las dosis que el estado podía obtener a los más vulnerables era un proceso caótico y fragmentado.

En respuesta, California estableció una red de vacunación en todo el estado y, para hacerlo lo más rápidamente posible, se apoyó en la experiencia de una alianza público-privada administrada en gran parte por Blue Shield of California. Fue una iniciativa enorme, y muchos empleados de Blue Shield of California y otras personas trabajaron incansablemente para crear una red que en cuestión de semanas llegó a más del 99% de la población del estado.

Resulta que los esfuerzos de vacunación del estado el año pasado ayudaron a prevenir alrededor de 20,000 muertes por COVID-19. También ayudaron a evitar que 1.5 millones de californianos se contagiaran y que 72,000 personas fueran hospitalizadas, según un nuevo estudio de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) publicado en la revista JAMA Network Open.

Siempre supimos cuántas dosis de vacunas se han aplicado a través de la red. Pero este estudio marca la primera vez que pudimos cuantificar las vidas salvadas por este enorme esfuerzo colaborativo, y las cifras son claras y gratificantes.

Al informar sobre la noticia, el periódico Los Angeles Times señaló que el estudio de la UCSF no examinó varias otras formas importantes en las que la campaña de vacunación benefició a California: menos días de ausentismo escolar y laboral, menos personas con síntomas de COVID a largo plazo, menos familias sufriendo la pérdida de un ser querido. Todos estos son logros que merecen ser celebrados.

En la campaña de vacunación de California participaron innumerables personas, no sólo en todos los departamentos de Blue Shield, sino también los cientos de proveedores que se sumaron a la red y los miles de personas que trabajaron en los centros de vacunación masiva, en los hospitales y farmacias, en los centros de datos y respondiendo a las llamadas de la línea directa, además de nuestros funcionarios estatales, incluido el Departamento de Salud Pública de California. Fue una ardua labor, pero también un período en el que todos nos unimos por el bien común y en el que hicimos un trabajo extraordinario.

Paul Markovich es presidente y director ejecutivo de Blue Shield of California