You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

“Me voy a vacunar” como padre, hijo, marido y médico

“Me voy a vacunar” como padre, hijo, marido y médico

Por el Dr. Nilesh Hingarh | 4 de febrero de 2021

Trabajo en el condado de Los Ángeles, una de las zonas más afectadas del estado por el reciente aumento de casos de COVID-19 provocado por las reuniones durante las Fiestas. Observé en persona los efectos de la enfermedad y la facilidad con la que se puede propagar si no se siguen las precauciones de seguridad adecuadas. Cuando tuve la oportunidad de aplicarme la vacuna contra el COVID-19 en diciembre, no dudé en hacerlo. Ya me apliqué las dos vacunas y espero que al compartir mi experiencia, como médico de enfermedades infecciosas, como colega de Blue Shield, y como padre, marido e hijo, pueda ayudarlos a confiar en la vacuna para protegerse a ustedes mismos y a sus seres queridos.

Investigaciones

big-nilesh-hingarh 2
Dr. Nilesh Hingarh, director médico de Blue Shield Promise

Entendí que la razón por la que la vacuna estuvo disponible mucho más rápidamente que otras del pasado se debió al apoyo financiero y a los recursos iniciales que aportó el gobierno y a la colaboración mundial inaudita de la comunidad científica, pero aun así tuve que acudir a mis fuentes de confianza para estar seguro de la eficacia de la vacuna. Consulté la información que ha publicado la Administración de Alimentos y Medicamentos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los Institutos Nacionales de la Salud y la información y guías locales de salud pública. También leí la información de expertos reconocidos de la comunidad de enfermedades infecciosas y salud pública. La mayor parte de esta información está a disposición del público.

Me alegró descubrir que las vacunas actualmente disponibles son muy eficaces (alrededor del 95 por ciento) contra el virus que causa el COVID-19. Esto supera las expectativas y los niveles típicos de otras vacunas. ¿Tienen efectos secundarios? Sí, pero la tasa de efectos secundarios y reacciones adversas fue baja en los estudios. Cualquier vacuna, medicamento o tratamiento tendrá reacciones adversas en cierta medida, por lo que es importante comparar los posibles beneficios contra los riesgos.

Comparación de riesgos y beneficios

En mi práctica clínica, he visto cómo algunos pacientes con enfermedades concurrentes se enfermaron gravemente y fallecieron a causa del COVID-19, pero también los mismos resultados afectaron a pacientes relativamente jóvenes y sanos.  Además, se está publicando más información sobre los efectos a largo plazo del COVID-19 en el cuerpo después de la recuperación, y este es otro factor importante que tuve en cuenta a la hora de decidir si me vacunaba o no. Al analizar los posibles riesgos y beneficios de vacunarme contra el COVID-19, determiné que, para mí, el riesgo pequeño de tener una reacción adversa a la vacuna era mucho menor que el potencial de sufrir una enfermedad grave u otros efectos crónicos del virus.

Para aquellas personas infectadas con el COVID-19, se recomienda que igual se vacunen, ya que ha habido informes y casos de personas que se reinfectan después de unos 3 meses, lo que sugiere que la inmunidad natural no puede ser tan eficaz en protegernos como nos gustaría. La vacuna puede ayudar a generar una mejor respuesta inmunitaria en muchos pacientes.

La aplicación de las vacunas

El cuerpo de cada persona es diferente, y cada uno tendrá una reacción singular a la vacuna. En mi caso, tuve un dolor leve en el lugar donde me la aplicaron y me sentí un poco mal después de la primera dosis, pero pude trabajar y estaba totalmente recuperado a media tarde del día siguiente. Mi sistema inmunitario se activó después de la segunda dosis. Nuevamente, sentí dolor en el brazo debido a la inyección, escalofríos, dolores en el cuerpo y dolor de cabeza durante más de un día. Tomé Tylenol, descansé el día siguiente y para el otro día me sentía mejor y volví al trabajo. En este momento, hace casi un mes que me aplicaron la segunda dosis y me siento muy bien.

Independientemente de su reacción personal a la vacuna, esta no puede darle COVID-19 ya que no es una vacuna con cepas vivas. Los efectos que siente una persona son su sistema inmunitario desarrollando la protección contra el virus. Sorprendentemente, estoy agradecido por ese día en que no me sentí tan bien ya que es una señal de que mi cuerpo estaba haciendo su trabajo.

El Estado de California está actualmente reestructurando la distribución y el proceso de vacunación. Le animo a consultar los sitios web de salud pública de su condado a fin de obtener información actualizada sobre cómo determinar su elegibilidad para la vacuna y programar una cita. También puede inscribirse para que le avisen cuando le toque vacunarse en el sitio My Turn de California.

Vacunación de poblaciones vulnerables

A medida que aumente la disponibilidad de vacunas, es muy importante que nos aseguremos de que las poblaciones vulnerables tengan un acceso equitativo a estas. Las comunidades de color, los indocumentados y los trabajadores de primera línea con salarios bajos se encuentran entre las poblaciones que han sufrido los peores resultados del COVID-19. También se encuentran entre los que tienen más dudas de vacunarse por diversas razones. Animo a todos los que duden de vacunarse a que hablen con personas bien informadas de su confianza. El Dr. Seth Glickman, yo mismo y mis colegas de Blue Shield seguiremos compartiendo nuestras experiencias e información.

Cómo esclarecer la desinformación

Puede consultar numerosas fuentes para informarse y distinguir la realidad de la ficción en cuanto a la vacuna contra el COVID-19. Una de mis fuentes de confianza es el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles. Su página de mitos sobre la vacuna contra el COVID-19 es un recurso excelente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y Blue Shield también tienen recursos muy informativos.

Protección de mis seres queridos y mi comunidad

Vacunarme fue algo más que una forma segura de protegerme de la enfermedad. También deseaba proteger a mis seres queridos, a mis pacientes y a la comunidad. Al vacunarme y seguir usando una mascarilla, lavándome las manos y manteniendo mi distancia, estaré ayudando a detener el ciclo de propagación y usted también puede hacerlo. Si en su casa viven adultos mayores o personas con sistemas inmunitarios debilitados, vacunarse es una de las mejores medidas que puede tomar para protegerlos del COVID-19.