You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

5 razones por las que debería usar una mascarilla para reducir la propagación del COVID-19

El médico principal de Blue Shield of California separa la realidad de la ficción.
5 razones por las que debería usar una mascarilla para reducir la propagación del COVID-19

Por el Dr. Terry Gilliland | 13 de julio de 2020

Estamos observando un sorprendente aumento de los contagios de COVID-19 en todo el país y en California. Esto significa que muchas personas no están siguiendo una de las precauciones más efectivas y sencillas a la hora de frenar la propagación del COVID-19: cubrirse con una mascarilla. Las siguientes son las razones principales por las que, en mi opinión, todos deberíamos usar una mascarilla, así como algunos conceptos erróneos que espero aclarar.

Terry 4
Dr. Terry Gilliland
  1. Funciona. Estudios recientes indican que usar una mascarilla de tela reduce la dispersión de gotas respiratorias cuando cubre la nariz y la boca. Esto ayuda a prevenir la posibilidad de propagar la infección, especialmente en lugares públicos y en situaciones en las que es difícil mantener una distancia de 6 pies.
  2. Es lo más inteligente. Aunque se sienta bien, los estudios demuestran que el período de dos días previos a la aparición de los síntomas es cuando podría propagar el virus y no saberlo. Es decir, podría infectar a otra persona: un amigo o familiar vulnerable, un trabajador esencial o alguien que esté sano, pero termina teniendo una reacción grave al virus. Un estudio determinó que hasta el 45 por ciento de las infecciones por COVID-19 pueden ser asintomáticas. Así que, independientemente de que no tenga síntomas, el uso de una mascarilla protege a los demás.
  3. Refuerza los hábitos positivos. Usar una mascarilla en público impide que se toque la cara, lo cual es algo que todos hacemos constante e inconscientemente, y es una fuente potencial de infección. Incorporar el hábito de usar una mascarilla y luego lavarse las manos después de quitársela es una excelente manera de reducir las posibilidades de contraer el virus.
  4. Puede ayudarnos a todos a volver a la normalidad. El virus no ha desaparecido, así que todos tenemos que adaptarnos. Usar un protector facial, sumando a la distancia social, es la mejor manera de empezar a vivir nuestras vidas sin provocar un aumento en los contagios.
  5. Salva vidas. Más de 130,000 personas han muerto a causa del COVID-19 en los Estados Unidos, haciéndolo más mortal que la gripe y la diabetes. Si no hacemos todo lo posible por detener su propagación, está en camino a convertirse en una de las principales causas de muerte de este año.

Los tres mitos principales

  1. Provoca intoxicación por dióxido de carbono. Usar una mascarilla durante períodos cortos es seguro para la mayoría de las personas. Los niños menores de 2 años y las personas con problemas respiratorios o aquellos que no pueden quitársela por su cuenta no deben usar una mascarilla. Si tiene alguna inquietud, hable con su médico.
  2. Tiene que ser de grado médico para ser efectiva. Se ha demostrado que usar una mascarilla de tela es una barrera efectiva para reducir la propagación de las gotitas respiratorias si ha contraído el virus.
  3. Protegerá completamente contra el contagio. El uso de una mascarilla no lo protege del virus, pero ayuda a reducir las posibilidades de que usted infecte a otros.

Estamos todos juntos en esto, así que es importante que todos los que puedan usar una mascarilla lo hagan para que sea más efectiva. También es vital que siga practicando la distancia social, el lavado correcto de manos y otras recomendaciones para protegerse a usted y a los demás.

Dr. Terry Gilliland

Vicepresidente ejecutivo de la división Calidad y accesibilidad de la atención de la salud