You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

'Yo me vacunaré' – los motivos por los que el director de salud de Blue Shield of California tomó esta decisión

El Dr. Seth Glickman explica cómo determinó que la vacuna es segura, efectiva y la decisión correcta
'Yo me vacunaré' – los motivos por los que el director de salud de Blue Shield of California tomó esta decisión

Por el Dr. Seth Glickman | 4 de enero de 2021

En marzo del año pasado, estaba ansioso por incorporarme al equipo de Blue Shield of California como director de salud. Nunca hubiese imaginado que mi primera semana de abril trabajaría a distancia desde Utah o que nueve meses después me enfocaría en la dirección remota sin haber aún conocido a gran parte de mi equipo en persona.

Glickman Seth01
Dr. Seth Glickman, director de salud de Blue Shield of California

Mi esposa y yo finalmente nos mudamos a nuestro nuevo hogar en California, en una experiencia muy diferente a la que habíamos planeado originalmente. Tuve la oportunidad de conocer muy bien mi vecindario de Oakland ya que corro asiduamente y también gracias a las charlas nocturnas con mis vecinos nuevos, al aire libre y manteniendo la distancia, por supuesto. Pudimos hacer algunos viajes cortos y socialmente distantes para explorar los bosques de secoyas locales y las playas, pero aún nos queda mucho por conocer del Estado Dorado, y esa es una de las razones por las que estoy tan contento de la disponibilidad de varias vacunas.

Recibí varias preguntas sobre la vacuna de mis amigos, familiares y colegas: ¿Piensas vacunarte? ¿Es segura la vacuna? ¿Es eficaz? ¿Cuándo podré vacunarme? Tal vez usted también se haga estas preguntas. Esto es lo que les digo.

Sí, me vacunaré cuando sea mi turno. Es una fuente de alegría y alivio saber que mis colegas que trabajan en la primera línea de defensa estén entre los primeros en recibir la vacuna. Todos ellos son resilientes, pero están agotados, y la vacuna les da una muy necesaria dosis de energía y optimismo para el futuro. Mis padres, en virtud de su edad, también se vacunarán antes que yo. Ellos la necesitan más, y yo puedo continuar trabajando seguro desde mi casa y correr por mi vecindario unas cuantas veces más.

El hecho de que varias vacunas seguras y altamente efectivas hayan sido desarrolladas y aprobadas en menos de un año es sorprendente. Es un ejemplo del poder de la ciencia unido a la innovación, y lo que es posible cuando colaboramos para cubrir una necesidad crítica de salud pública. A la hora de probar estas vacunas en cuanto a su seguridad y eficacia no se tomó el camino más corto. Una nueva tecnología de producción de vacunas, sumada a un esfuerzo bien enfocado y a los recursos adecuados, acortaron a menos de un año un proceso que típicamente lleva hasta una década. 

¿Qué vacuna?

Las vacunas de Pfizer y Moderna son altamente efectivas (alrededor del 95 por ciento) contra el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Esto supera las expectativas y los niveles típicos de otras vacunas. Las dos pruebas fueron rigurosas e incluyeron a un gran número de personas de grupos de alto riesgo, entre ellos los adultos mayores y las minorías con alto riesgo de sufrir complicaciones a causa del COVID-19. La eficacia de la vacuna parece ser similar en esos grupos. Los efectos secundarios, como el enrojecimiento de la piel o dolor en el punto donde se aplicó la vacuna, son en su mayoría leves y de corta duración, además de similares a los de otras vacunas.

Las personas que participaron en las pruebas de las vacunas serán monitoreadas atentamente durante los próximos dos años, lo que nos permitirá aprender más sobre la duración de la inmunidad y si reduce la transmisión asintomática del virus. Las vacunas aún no han sido probadas en niños, personas con problemas graves de depresión en sus sistemas inmunitarios o embarazadas; esto sucederá más adelante. Mientras tanto, si todos los demás se vacunan, el riesgo para los que aún no lo hagan disminuirá.

Aún tenemos una tarea enorme por delante para asegurarnos de que la vacuna se distribuya rápida y equitativamente y se acepte masivamente. No estoy seguro de cuándo podré vacunarme ni cuándo la mayoría de nuestros miembros podrán hacerlo. Parece que pasarán al menos unos meses antes de que los adultos sanos tengan acceso a la vacuna, pero en Blue Shield of California estamos colaborando con el estado y con nuestros proveedores y aliados farmacéuticos a fin de estar listos para ayudar a nuestros miembros a vacunarse de la manera más adecuada. Mientras tanto, animo a los miembros a visitar periódicamente nuestra página exclusiva para ellos con información actualizada sobre el COVID-19.

Echo de menos a mi familia, que está dispersa por todo el mundo. Juego al golf desde la preparatoria, y todos los años mi padre y yo jugamos en Carolina del Norte, con sol o con lluvia, el Día de Acción de Gracias y Navidad. Eso no sucedió este año, pero espero retomar la tradición el año próximo. También espero visitar a mis hermanos en la ciudad de Nueva York y en Singapur. Y estoy pensando en correr media maratón el año que viene.

Pero por ahora, seguiré corriendo en mi vecindario hasta que llegue mi turno de vacunarme.