You are using an outdated browser. Please upgrade to the latest version for the best experience. Upgrade your browser now.
Skip Navigation

Mi sala ahora es un salón de clases: 4 consejos para ayudar a los padres a convertirse en maestros

Las educadoras de BlueSky Judith Alcala, directora de la Escuela Primaria Jefferson, y Rachel Vatannia, coordinadora de Servicios Educativos del Distrito Escolar Unificado de San Leandro, ofrecen consejos para ayudar a los padres a enfrentar con confianza la educación a distancia.
Mi sala ahora es un salón de clases: 4 consejos para ayudar a los padres a convertirse en maestros

Por Mark Seelig | 1 de mayo de 2020

El coronavirus ha obligado a muchos a cambiar nuestra forma de vida. Para los padres de niños en edad escolar, un gran cambio ha sido agregar “maestros de escuela” a sus responsabilidades. La educación en casa se ha convertido en la nueva normalidad para las familias y las salas se han transformado en salones de clase ya que la instrucción en persona se vio reemplazada por las reuniones en Zoom.

Entonces, ¿cómo debería funcionar todo esto?

Nos comunicamos con algunos de nuestros expertos en educación de BlueSky para pedirles consejos que ayuden a los padres a convertir las tareas escolares en una experiencia lo más positiva posible. BlueSky es la iniciativa a largo plazo de Blue Shield of California enfocada en mejorar la concientización, la defensa y el acceso a los servicios de salud mental para los estudiantes de escuelas secundarias y preparatorias de California y otros estados.

Las educadoras de BlueSky Judith Alcala, directora de la Escuela Primaria Jefferson, y Rachel Vatannia, coordinadora de Servicios Educativos del Distrito Escolar Unificado de San Leandro, ofrecen estos consejos para ayudar a los padres a enfrentar con confianza la educación a distancia:

Tómese tiempo para establecer las expectativas. Es importante ser flexibles, especialmente en momentos de incertidumbre. Es una buena práctica que los padres se comuniquen regularmente entre ellos, con los niños y con la comunidad escolar a fin de manejar las expectativas y poder seguir adelante cuando las cosas no salen bien la primera vez. Vatannia dice: “Recuerde a sus hijos que todos estamos aprendiendo durante este período y que nadie hace todo bien el 100% de las veces”.

Establezca un horario diario/semanal. “Enfrentar cada día, especialmente para los padres que trabajan desde sus casas, es mucho más fácil cuando pueden visualizar las tareas de sus hijos y cuáles son prioritarias”, dice Alcala. “Empiece y solidifique los rituales y rutinas familiares para fomentar el sentido de comunidad y una sana interdependencia”.

Tómese descansos para su salud mental y bienestar. “Este puede ser un momento emocionalmente frágil para los niños de todas las edades, así que asegúrese de controlar la salud mental de sus pequeños”, dice Vatannia. La experta sugiere crear una “zona de relax”, un área serena para enfrentar las emociones intensas. Para los niños pequeños, esta zona podría incluir actividades tranquilas como libros para colorear o rompecabezas, y objetos con los que los niños se sientan seguros. Para los adolescentes, podría ser escuchar su música favorita o mensajearse con sus amigos.

Desconéctese y haga ejercicio. “Los niños y jóvenes tienen mucha energía, pero como estamos todos confinados en nuestros hogares, ellos no están descargando esa energía al mismo ritmo de antes”, dice Alcala. La educadora sugiere dedicar tiempo fuera de las computadoras y las tareas escolares a una clase breve de educación física. Actividades como caminar rápidamente alrededor de la cocina, brincar en el porche o saltar la cuerda en el patio pueden ayudar a sus hijos a quemar un poco de energía. “Un descanso físico también les ayuda a reenfocarse cuando llega el momento de terminar la lección de matemáticas o la tarea de lectura”, agregó.

¿Qué nos depara el futuro?

Mientras que los maestros continúan ajustando la enseñanza a distancia, Alcala y Vatannia afirman que ellas y sus colegas ya están planeando cómo organizar la escuela cuando los estudiantes regresen.

“Imaginamos que las cosas serán muy diferentes cuando finalmente regresemos a los salones de clase, pero hasta qué punto todavía no está claro”, dice Vatannia. “En este momento, estamos planeando y preparándonos a fin de estar listos para lo que nuestra nueva normalidad nos deparará”.  

Esto probablemente incluirá el lavado regular de manos y la distancia social, una respuesta más rápida a los estudiantes enfermos y mucha paciencia con los estudiantes mientras todos nos ajustamos a esta nueva realidad. Lo más importante para muchos padres es que les permitirá volver a sus trabajos cotidianos, dejando la enseñanza a los profesionales.

Para obtener más información sobre nuestra iniciativa BlueSky, haga clic aquí.